30 Chistes muy divertidos de Jaimito para niños

Los chistes de Jaimito son muy populares en muchos países todos lo recordamos de nuestra infancia como este pequeño personaje tenia unas respuestas muy ingeniosas para todas las preguntas que le hacían la profesora, los padres, vecinos… Jaimito es un niño muy revoltoso y existe una gran variedad de chistes tanto para niños como para adultos. Los chistes cortos de Jaimito son una gran idea para que los niños se diviertan y se los cuenten entre ellos.

El origen de Jaimito viene de Italia donde el actor Alvaro Vitali caracterizó a este personaje pero con el nombre de Pierino, aunque en España se cambio el nombre por Jaimito y en Latinoamerica por Pepito. Cada país estableció un nombre distinto y divertido para este personaje. Aunque los chistes de Jamito se empezaron a popularizar alrededor de los años 70 gracias a este actor italiano, es cierto que en España ya había revistas con tiras cómicas que utilizaban este nombre desde el año 1944.

Seguramente a tu hijo le gustará escuchar estos chistes, para ello hemos seleccionado 30 chistes muy sobre sobre Jaimito.

El primer día de clase de Jaimito

Después del primer día de clase de Jaimito, su le pregunta:
– ¿Qué has aprendido hoy, Jaimito?
– Pues por lo visto no lo suficiente mama, porque tengo que volver mañana.

Jaimito y las matemáticas

– Jaimito, ¿cuánto es 2 x 2?
–Empate
– ¿Y 2 x 1?
– ¡Oferta!

Jaimito no hace nada

– Papá, ¿tu regañarías a un niño que no ha hecho nada?
– ¡Claro que no, hijo!
– ¡Uf, menos mal! ¡Porque no he hecho los deberes!

Jaimito y su trabajo

Le dice Jaimito a la profesora:
– ¡Que quede claro, señorita! ¡Cualquier parecido entre mi trabajo y Wikipedia es pura coincidencia!!

Jaimito y el examen

– Mamá, mamá, que hoy casi saco un 10.
– ¡Muy bien Jaimito! pero… ¿por qué casi?
– Porque se lo pusieron a mi compañero de al lado.

La luna

– Mira, Jaimito, la Luna está llena.
– ¿¡De qué!?

Un disfraz para Jaimito

Esto es Jaimito en el colegio escuchando en clase lo que decia la profesora:
-Niños, para mañana teneis que venir vestidos de frutas o verduras para carnaval, ¿de acuerdo?
Al dia siguiente, la profesora está mirando como van vestidos sus alumnos:
-¡Hola Juan!, ¿de que vas vestido?
-De tomate señorita
-¿Y tú, Carlos?
-¡Yo voy de lechuga!
Aparece Jaimito desnudo completamente y con una flor en el culo.
-Pero Jaimito, ¡por dios! ¡¿Qué haces desnudo?!
-Yo, señorita, voy de culiflor

Jaimito y el tiempo

– Jaimito, «llovía» ¿qué tiempo es?
– Un tiempo muy malo, profe.

David y Goliat

– Jaimito, ¿podrías decirme con qué mató David a Goliat?
– Con una moto señorita.
– ¿Con una moto? No Jaimito, David mató a Goliat con una honda
– Lo siento profe, no memoricé la marca.

El nombre de la profesora

Llega un profe nuevo al cole y dice:
– Buenos días, mi nombre es Largo.
Y le dice Jaimito:
– No se preocupe profe, tenemos tiempo.

¿Planetas o días de la semana?

– Jaimito, ¿qué planeta va detrás de Marte?
– Miércoles.

Jaimito llega a casa

Jaimito a su madre:
– Mamá, mamá, esta noche no me esperes.
-¿Por qué, Jaimito?
– Porque ya he llegado.

El Hobbit

– Jaimito, ¿cuál es tu hobby favorito?
– Frodo.

El helado de Jaimito

– Mamá, mamá ¿me puedes dar 2€ para un pobre hombre que está gritando en la calle?
– Toma Jaimito, ¡qué buen corazón tienes! ¿Y qué grita ese pobre hombre?
– Pues grita «¡HELADOS A 2 EUROS!»

Jaimito hace de niñera

– Jaimito, dame al bebé.
– Espera a que llore.
– ¿A que llore por qué?
– Porque no sé dónde lo dejé.
chistes de jaimito

Jaimito llora

Jaimito estaba llorando desconsoladamente en el portal de su casa, una vecina que se lo encuentra le dice:
-No llores Jaimito, que te vas a poner muy feo.
A lo que Jaimito le responde:
-¡Pues que enfados más horribles debe pillar usted!.

Jaimito y su futuro laboral

Jaimito está en el colegio. El director le pregunta:
–¿Qué quieres ser de mayor, Jaimito?
–Carnicero
Y el director le dice:
–¿Por que carnicero?
– Porque en el colegio ya aprendí a hacer chuletas

El futuro de bostezar

– Dime Jaimito, ¿cuál es el futuro del verbo «bostezar»?
– Dormir.

Jaimito el superheroe

– Mamá, mamá… en el cole me llaman Superman.
– ¡Jaimito, otra vez te pusiste el calzoncillo por encima del pantalón!

Jaimito y las matematicas

Le pregunta la profesora a Jaimito:
– Jaimito, me han dicho que eres muy rápido con las matemáticas. A ver, ¿cuánto es 47 por 126?
– ¡328!
– ¡Pero si ni siquiera te has acercado!
– Ya, pero señorita, no me diga que no he sido rápido.

Jaimito y el partido de fútbol

Jaimito llega de jugar el fútbol y muy contento, le dice a su padre:
– ¡Papá, papá, jugué el mejor partido de mi vida! ¡Metí 3 goles!
– Muy bien hijo, ¿Y cómo habéis quedado?
– Pues perdimos 2 a 1

La identidad Satanás

En clase de religión, el profesor pregunta a Jaimito:
– A ver Jaimito, explícanos ¿quién es Satanás?
– Pues… teniendo en cuenta lo que he descubierto del ratoncito Pérez y de los Reyes Magos, yo diría que Satanás son los padres.

El inglés de Jaimito

– Profe, ¿qué significa «nothing»?
– «Nada».
– Algo querrá decir, ¿no?

Decir pronombres de forma involuntaria

El profesor de lengua ve a Jaimito distraído mirando por la ventana. Se dirige a él, diciéndole:
– ¡A ver, Jaimito, dime dos pronombres!
– ¿Quién? ¿Yo?

Las anclas de un barco

– Jaimito, ¿cuántas anclas tiene un barco?
– Once, maestra
– ¿Por qué crees que tiene once…?
– Porque siempre he oído que dicen: Eleven anclas

Aprende la hora con Jaimito

– Jaimito, ¿qué es una orilla?
– Sesenta minutillos, maestra.

Jaimito en el zoo

La mamá de Jaimito le dice:
– ¡Jaimito, aléjate de la jaula del león!
– ¡No te preocupes, mamá! ¡No le voy a hacer nada!

Jaimito y el dinero

Jaimito vuelve a casa y le enseña a su madre 100 euros que se ha encontrado:
¿Estás seguro que alguien los ha perdido?
¡Segurísimo, mamá! ¡Incluso he visto al señor que los estaba buscando!

La memoria de Jaimito

Va Jaimito al médico y le dice:
– Doctor, creo que estoy perdiendo la memoria.
– ¿Y desde cuándo te sucede eso, Jaimito?
– ¿Desde cuándo qué?

Jaimito con la policía

Llega la policía a casa de Jaimito…
– ¡Policía! Jaimito, ¡abre que sabemos que estás ahí!
– ¿Qué quieren?
– Solo queremos hablar. Abre.
– ¿Cuántos son?- Seis.
– ¡Pues hablen entre ustedes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *